domingo, 26 de agosto de 2018

Jabones decorados para la comunión de Lucía



             A partir del concilio de Letrán en 1215 se documenta la Primera Comunión como acto

   ceremonial y sacramental.  Se estableció que los niños con edades comprendidas entre los doce

   y los catorce años podían recibir este  sacramento.  La ceremonia empezó poco a poco a cele-

   brarse entre nobles y burgueses y no fue hasta el siglo XX cuando se consolida finalmente como

   una ceremonia extraordinaria en la vida de los católicos.

             A pesar de que se trata de un ritual fundamentalmente celebrado por la religión católica,

   lo cierto es que otras iglesias cristianas también lo practican.  Los ortodoxos, por ejemplo, la

   reciben justo después de ser bautizados, realizando su primera confesión a los siete años.

             La comunión es una fecha muy importante para el protagonista, que recordará toda la

   vida. Es un día en el cual se  reciben muchos regalos de familiares, padres y amigos.  Así

   mismo se obsequia a los invitados con un recuerdo del evento para llevar  a casa.

             Aquí es donde entro yo con estos jabones tan especiales, aromáticos y elegantes, con

   el nombre y la fecha de la Primera Comunión.



















                         
                                  Antes de que nos demos cuenta, ya estaremos preparando

                                                               las del año que viene.

10 comentarios:

  1. Un buen trabajo, Mari, y muy bonito. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Una de nosotras tomó la primera comunión con cinco años y medio,previo comsentimiento del cura y en aquellos tiempos se daba una estampita a modo de recordatorio.
    Estos jabones sin duda son mucho más monos, bonito recordatorio.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Menuda cantidad de jabones te has hecho, pero seguro que sorprendiste con esos regalos. Los jabones son un bonito regalo y te aseguras que gusten, además el envoltorio que les hiciste es super¡¡

    ResponderEliminar
  4. Nunca nos habíamos parado a pensar en el origen de esta ceremonia... ¡Ha sido muy interesante lo que nos has contado! Y preciosos los jabones, ¡menudo trabajo!, pero que gran satisfacción llevarlo a cabo y que quede tan lucido.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  5. Que maravilloso detalle Mari...en todos esos trabajos te desenvuelves genial.

    BESOS ... Gracias por contarnos de donde procede la tradición.

    ResponderEliminar
  6. Un detalle precioso y muy bien preparado.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Mari! Me ha gustado conocer el origen de esta celebración, que como bien dices, es recordada con tanto cariño. Me parece un detalle encantador estos bellísimos jabones, se nota el mimo con que están realizados, se ven de caramelo con el envoltorio y organizados en la caja, una presentación maravillosa!
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Te quedaron preciosos los jabones, menuda cantidad!!!.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Pero que preciosidad de jabones, por favor!!!
    Son verdaderamente bonitos y un detalle precioso para ese día tan especial.
    Me han encantado!!!
    Feliz semana ... Besos, Paqui :)

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de jabones ,y el envoltorio precioso ,seguro que disfrutaron de estos regalitos !!!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar